QUE ES EL PEDIGREE Y PARA QUE SIRVE
 

El Certificado Internacional de Pedigrí es un documento de registro generacional de color azul y tiene validez en todos los países afiliados a la Federation Cynologique Internationale (FCI) con sede en Bélgica. Este documento identifica a cada perro a través de un número de registro consecutivo que se otorga en la FCM, mismo que se tatúa en la zona inguinal del perro por un médico Veterinario Inspector de la FCM, con el objetivo de identificar que el registro pertenece al perro que lo tenga, y para reforzar esta identificación, se aplica un microchip, mismo que se lee electrónicamente mediante un escáner y que contiene un número de código de barras, que también está impreso en el Certificado Internacional de Pedigrí, este número consta de 9 dígitos y una grafía, que por lo general, es la letra “A”, al momento de leerlo en el escáner le anteceden las siglas FCM, cabe resaltar que este microchip no tiene localización satelital.

El número de registro consecutivo entre camadas que proporciona la FCM consta de una letra, cuatro dígitos y otra letra, y si de la cruza resultaron más de un perro, entonces se le agrega una letra más a este registro, y en ambos casos le anteceden las siglas de la Federación Canófila Mexicana, 

Posteriormente, en la parte central del pedigrí está contenida la información de las tres generaciones más cercanas de la genealogía, es decir, los padres, abuelos y bisabuelos. En cada uno de ellos se deben mostrar los títulos, el nombre, el número de registro y el color, datos que se vuelven muy útiles en el caso de que se quiera saber la calidad que podría presentar algún cachorro, si bien es cierto que es muy complicado saber si un perro tendrá de grande las mejores cualidades, sí se puede saber si las probabilidades de que esto ocurra sean mayores, por ejemplo. Si revisamos esta sección a detalle, y en caso de que existan anotaciones, podemos ver los diferentes títulos que las pasadas generaciones han adquirido, y de ahí darse cuenta si nuestro perro pudiera llegar a eso o incluso mejorarlo.

 

Si encontramos cualquier título de conformación y belleza, podremos decir que el perro poseedor de ese pedigrí puede llegar a presentar estas mismas cualidades, que lo hacen bien estructurado y de fina estampa, pero si también vemos que varios familiares tienen acreditada una prueba de temperamento, entonces podremos decir que nuestro ejemplar tiene potencial para ser un excelente perro, bien portado, equilibrado en sus impulsos y con buenas cualidades en este rubro, si los títulos que la genealogía tiene anotados, son de obediencia, entonces se podrá suponer que el nuevo cachorro tiene inteligencia y que podría aprender rápida y fácilmente los entrenamientos que se le impongan.

Es en esta sección del pedigrí en donde los criadores concentran su mayor atención al momento de hacer la planeación de sus cruzas, ya que pueden analizar de una manera más cómoda la calidad de la línea de sangre que se quiere utilizar, por supuesto, ellos que están inmersos de una manera más profunda en este sistema, conocen a los ejemplares de nombre, y si leen el nombre de alguno de ellos, tal vez ni siquiera requieran revisar más a fondo las otras cualidades, pero para los que no estamos familiarizados con los nombres de los ejemplares, esta información se vuelve de gran importancia en la toma de decisiones.

Algunos consejos útiles

Si usted desea adquirir un cachorro que tenga pedigrí, es muy importante que se cerciore que ambos padres lo tengan, considere que no es lo mismo Pedigrí y Certificado Genealógico o Certificado de Pureza Racial, si bien los tres son un tipo de registro emitido por la FCM , son diferentes entre ellos.

 

Sin embargo le comento que lo ideal es que el cachorro ya cuente con el registro correspondiente, el criador puede registrar a los cachorros desde un mes y medio de edad y tiene tiempo para hacerlo hasta los nueve meses, así que la edad no sería pretexto para no entregar el pedigrí, exija que su cachorro ya esté registrado, es lo mejor que puede hacer, y verifique que el tatuaje coincida con el número que aparece en el pedigrí, no olvide que el criador o propietario oficial (el que aparece impreso en la carátula) .

 

 Le recomiendo que revise la información que tiene el pedigrí del cachorro que quiere comprar, vea si hay anotaciones de títulos de belleza y conformación, trabajo, deportes, asistencia, etc., en los padres, abuelos y bisabuelos, o bien, si usted está comprando un perro adulto, también lo puede verificar en los datos del mismo perro, ya que un cachorro no tiene la edad para obtener títulos de ningún tipo. Por último, le sugiero verifique los códigos de seguridad que tiene el pedigrí, sobre todo si la adquisición no la está haciendo en un criadero o con un criador responsable de la FCM. Si tuviera duda de los datos que contiene el registro, o de la autenticidad del pedigrí, llame a la Federación Canófila Mexicana, ahí le podrán responder todas las preguntas que usted tenga del caso. 

En este texto sólo se trató el tema del Certificado Internacional de Pedigrí, pero como lo dije hace un momento, este no es el único registro que la FCM expide, también existe el Certificado de Pureza Racial, el Certificado Genealógico y el Certificado para Concurso. Espero que esta información sea de utilidad y para cualquier duda que pudiera surgir.